BIENVENIDA TALLERES BíBLICOS SABOREAR LA FE VIVIR LOS SACRAMENTOS BIBLIOTECA ARCHIVO
    N° 52 NOVIMEBRE 2017 HOMILÍA DOMINICAL    
HOMILÍA DOMINICAL
PALABRA DEL MES
ALABAR CON HIMNOS
CELEBRAR CON SALMOS
ORAR CON LA BIBLIA
LEER A LOS PADRES
TESTIGOS DE CRISTO
AVENTURA ESPIRITUAL
PARA MEDITAR
TESORO DE LAS RELIGIONES
POEMAS E IMÁGENES


Vigilia Pascual - Domingo de Resurrección

Botón homilético                                                                                               Francisco Quijano OP
 

Vigilia Pascual (31.3.2018) Génesis 1,1-2,4  Marcos 16,1-8

● En el origen hubo un hecho singular ―concentración minúscula de energía― que empezó a expandirse hace 13.8 millardos de años hasta formar el universo actual.

● En un instante singular ―fusión de gametos masculinos y femeninos― comienza el desarrollo de los seres vivos superiores.

● Con otro acontecimiento singular ―la resurrección de Jesús― comienza una humanidad nueva que vence las limitaciones de la muerte y de nuestra condición de criaturas.

● «¿Buscan a Jesús, el Nazareno, el crucificado? No está aquí, ha resucitado. Digan a sus discípulos: Vayan a Galilea, allí le verán». Ellas salieron huyendo, llenas de espanto, fuera de sí, no dijeron nada a nadie.

● La resurrección de Jesús es el centro de la fe. Y ellas no dicen nada. ¿Por qué termina de forma tan abrupta el Evangelio de Marcos? ¿No será que se nos invita a salir de nuestro pasmo e ir por el mundo para encontrarnos con Jesús resucitado, primicia de una humanidad nueva?

⦁ Duccio di Buoninsegna (1255-1319): Las tres Marías en el sepulcro

 

● ● ●

 

Domingo de Resurrección (1.4.2018): Juan 20,1-9

● «Vio y creyó». No fue Pedro, sino el discípulo que Jesús amaba. Pedro y él corrieron al sepulcro con la misma inquietud. Pedro contempló los lienzos y el sudario. No se dice que creyó.

● ¿En qué está la diferencia entre Pedro y el otro discípulo? Juan quiere darnos a entender que estaba en el amor. Solo el amor permite descifrar los signos que llevan a la fe. Solo por el amor se es capaz de creer más allá de lo que se ve.

● En esa adhesión de fe por amor descansa el sentido de la vida. Y la razón por la cual la vida tiene sentido es que el amor vence a la muerte.

• Eugène Burnand (1850-1921): Pedro y Juan corren al sepulcro

 

 

 



www.adorarenespiritu.org

Fr. Francisco Quijano O.P.
http://www.adorarenespiritu.org