BIENVENIDA TALLERES BíBLICOS SABOREAR LA FE VIVIR LOS SACRAMENTOS BIBLIOTECA ARCHIVO
    N° 51 OCTUBRE 2017 HOMILÍA DOMINICAL    
HOMILÍA DOMINICAL
PALABRA DEL MES
ALABAR CON HIMNOS
CELEBRAR CON SALMOS
ORAR CON LA BIBLIA
LEER A LOS PADRES
TESTIGOS DE CRISTO
AVENTURA ESPIRITUAL
PARA MEDITAR
TESORO DE LAS RELIGIONES
POEMAS E IMÁGENES


Domingo 31º durante el año

Botón homilético                                                                                         Francisco Quijano OP

Domingo 31º durante el año (30.10.2016) Lucas 19,1-10

● Varias facetas en el encuentro de Jesús y Zaqueo: dos miradas, dos propósitos, dos alegrías… en medio de una multitud, entre murmuraciones… con un desenlace feliz.

● Zaqueo quiere ver a Jesús que pasa entre la gente, no lo logra por su baja estatura, corre, se sube a un árbol… ¿es mera curiosidad? ¿ha oído hablar de él? ¿le llama la atención, le atrae?

● Jesús ve a distancia a Zaqueo trepado en el árbol, lo llama por su nombre, se invita a comer y hospedarse en su casa, irrumpe con audacia en su vida… ¿qué quiere Jesús? ¿por qué se fija en él?

● La gente se sorprende del encuentro que comenzó por unas miradas; se escandaliza de que Jesús trate con simpatía a un jefe de recaudadores de impuestos, abusivo, rico, bueno para las fiestas.

● La mirada, la simpatía, la audacia de Jesús provocan una conmoción en Zaqueo: feliz de acoger acogerlo en su casa, derrocha su felicidad restituyendo a quienes había defraudado y repartiendo sus bienes a los pobres

● Jesús declara el sentido último de este encuentro feliz: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa… el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido».

● El episodio es una representación palmaria de la felicidad que Zaqueo, quizá ignorándolo, buscaba y de la felicidad que Jesús le ofrece gratuitamente: «Felices los que tienen hambre y sed de justicia porque serán saciados».

● El libro de la Sabiduría (año 50 aC) nos invita a meditar el amor que se encuentra en el origen de todas las cosas: «Tú amas todo cuanto existe; de no ser así, no habrías creado nada… ¿cómo podrían seguir existiendo las cosas, si tú no lo quisieras?» 

 

 

Claves para la homilía                                                                                                       Julián Riquelme OP

◙ ContextoPalestina, año 30: Jesús manifiesta de manera muy concreta su actitud para con los “pecadores” (publicanos), para invitarlos al cambio. ► Grecia, año 80: Los ricos, que se convierten, pueden mantener su situación social y su trabajo, pero han de “compartir” con amor lo que tienen con los pobres.

◙ Sentido El Evangelio narra el "Encuentro del publicano Zaqueo con Jesús". En el episodio se pueden distinguir los siguientes aspectos:

● El deseo de conocer a Cristo (Lc 19,1-4). Zaqueo es un rico insatisfecho, en búsqueda y con cierta apertura a las aspiraciones de la gente. Sabe algo de la persona del Nazareno y de su mensaje sobre el Reinado de Dios. Su deseo de conocer al Maestro posee una dosis de fuerza, que le lleva a vencer los temores al ridículo, al sarcasmo y al desprecio de los fariseos y de la gente: Corre y se sube a un árbol para ver al Señor cuando pase junto con la multitud. ⦁ Actualmente, muchas personas, que han oído hablar de Jesús, se sienten atraídos y quisieran conocerlo mejor; sin embargo, nosotros, los cristianos, les manifestamos los aspectos divinos de Cristo, y no sabemos mostrarles los aspectos humanos del Señor, como su humildad y sencillez, su apertura a quien viene con buena voluntad, aunque piense distinto o esté equivocado, su respeto por la persona por encima de la doctrina, la costumbre o la ley.

● El cambio del publicano (Lc 19,5-8). Lo llama por su nombre, y Zaqueo se encuentra con Jesús. El Nazareno muestra confianza, al auto invitarse a hospedarse en el hogar de este publicano. La gente, movida por la mentalidad puritana de los fariseos, murmura contra el Mesías. Se da un diálogo entre ambos, que el Evangelista intencionalmente lo cubre de silencio, para que nosotros descubramos su mensaje. El recaudador de impuestos cambia radicalmente: Zaqueo crece en humanización, y lo manifiesta en el compromiso de una relación más humana con quienes había sido más inhumano. De ahora en adelante va a respetar la vida de los pobres, y a restablecer con creces el tejido social, que él ha dañado. El poder del amor vence al ídolo del dinero. ⦁ A veces nosotros los cristianos, por errores no queridos –defendiendo formulaciones de doctrinas, leyes, costumbres, o aspectos culturales y no de la fe–, hemos impedido o estamos impidiendo que personas de buena voluntad se encuentren con Jesús.

● El comentario de Nazareno (Lc 19,9-10). La salvación, esto es, el Amor de Dios por todos y cada uno, llega a casa de Zaqueo, porque él y su familia se reencuentran con la vocación del Pueblo de Dios, que es responsabilizarse de toda la humanidad; y porque Jesús viene a mostrar que, en el fondo de cada persona, anidan el amor y la justicia de Dios Padre, en dimensiones insospechadas. ⦁ Zaqueo sólo buscaba ver a Jesús y se encuentra con la salvación, es decir, con el Amor de Dios. A veces también nosotros seguimos empeñados en asegurar una salvación para el más allá, olvidando a los oprimidos del más acá.

 

 

 

 

 



www.adorarenespiritu.org

Fr. Francisco Quijano O.P.
http://www.adorarenespiritu.org