BIENVENIDA TALLERES BíBLICOS SABOREAR LA FE VIVIR LOS SACRAMENTOS BIBLIOTECA ARCHIVO
    N° 51 OCTUBRE 2017 HOMILÍA DOMINICAL    
HOMILÍA DOMINICAL
PALABRA DEL MES
ALABAR CON HIMNOS
CELEBRAR CON SALMOS
ORAR CON LA BIBLIA
LEER A LOS PADRES
TESTIGOS DE CRISTO
AVENTURA ESPIRITUAL
PARA MEDITAR
TESORO DE LAS RELIGIONES
POEMAS E IMÁGENES


Domingo 14º durante el año

Botón homilético                                                                                             Francisco Quijano OP

Domingo 14º durante el año (3.7.2016) Lucas 10,1-12.17-20

● Jesús envía setenta y dos discípulos a anunciar el Reinado de Dios. Las consignas que les da requieren interpretación para nuestros días. Veamos algunas.

● «Rueguen al dueño de los campos que envíe trabajadores»: la misión ha de ser precedida y acompañada por la oración, no es cosa de propaganda o de marketing.

● «Los envío como ovejas entre lobos»: en medio de conflictos y violencia, preséntense con mansedumbre.

● «No lleven bolsa ni alforja ni sandalias»: lleven la palabra de verdad, comuníquenla con sencillez, solo la verdad llega al corazón, nada de prepotencia, efectismo.

● «Saluden primero: la paz a esta casa»: esta paz es don de Dios, es el primer signo y efecto de su presencia.

● «Quédense en casa, coman lo que les den»: el mensaje es dialogar, compartir la mesa, ser acogidos y acoger, establecer lazos de amistad.

● «Curen a los enfermos»: curar no es solo una acción milagrosa, es también reconsttuir a las personas en su dignidad y su valía.

● «Digan a la gente: el reinado de Dios ha llegado»: véanlo por sus signos que son paz, sanación, esperanza, futuro, vida nueva.

● «Si no los reciben sacúdanse el polvo de los pies»: encontrarán adversarios, no disputen con ellos, no los condenen, simplemente acepten que es así.

● «Repítanlo: sepan que el reinado de Dios ha llegado»: pese a los rechazos, Dios seguirá haciéndose presente, el anuncio no es solo obra de ustedes, mensajeros, es ante todo obra de Dios.

● A lo largo de siglos este envío de mensajeros y las consignas de Jesús han inspirado la misión. Domingo de Guzmán vivió al pie de la letra este pasaje evangélico y fundó una Orden de Predicadores inspirada en él, que este 2016 cumple 800 años de haber sido aprobada por el Papa Honorio III.

⦁ Tommaso Masaccio (1401-1428): Jesús y el tributo al César – Fresco de la Capilla Brancacci.

 

 

 

Claves para la homilía                                                                                            Julián Riquelme OP

◙ Contexto. ► Palestina, año 30: Jesús camina hacia Jerusalén. En esa ciudad, si es necesario, los profetas entregan su vida para promover la justicia y para mostrar el amor de Dios a todos (cf. Lc 13,33). ► Grecia, año 80: Lucas quiere subrayar que Jesús hizo dos envíos: uno, a Israel; y otro, al mundo de los gentiles. La cifra "Doce" significa a Israel (cf. Lc 9,1-6), y el número "setenta y dos" (o "setenta") discípulos se refiere tradicionalmente a las naciones paganas (cf. Lc 10,1-16; AA 2).

◙ Sentido. El Evangelio presenta el “Envío de los setenta y dos discípulos”, es decir, al mundo de los gentiles. Esta puede ser la estructura del texto:

● Vida comunitaria (Lc 10,1). No sólo para liberarse de los asaltantes del camino, el pasaje acentúa la necesidad de la vida comunitaria de los enviados: "De dos en dos". La experiencia del Reinado de Dios, que incluye amor, justicia y servicio, se participa mejor en la vida en común.

● Consignas para la misión (Lc 10,4-12). Son antitriunfalistas: Estilo de vida y medios de evangelización sencillos (10,4); compartir la hospitalidad que brinda el colaborador de base, sin buscar atenciones preferenciales (10,7-9); y respetar la libertad de quienes pudieran oponerse a la Palabra de Dios (10,5-6.10-12). La sencillez es el mejor método para evangelizar.

● Verdadera alegría (Lc 10,17-20). Los discípulos propician el crecimiento personal: la gente se libera del mal. Las enseñanzas del Maestro tienen fuerza para orientar la historia hacia la plenitud de la vida. La alegría de ellos es grande, porque sus nombres están escritos en el "libro de la vida" (cf. Dn 12,1; Ap 3,5), es decir, porque se sienten personas amadas por Dios, y que Dios cuenta con ellas.

 

 

 



www.adorarenespiritu.org

Fr. Francisco Quijano O.P.
http://www.adorarenespiritu.org