BIENVENIDA TALLERES BíBLICOS SABOREAR LA FE VIVIR LOS SACRAMENTOS BIBLIOTECA ARCHIVO
    N° 51 OCTUBRE 2017 PALABRA DEL MES    
HOMILÍA DOMINICAL
PALABRA DEL MES
ALABAR CON HIMNOS
CELEBRAR CON SALMOS
ORAR CON LA BIBLIA
LEER A LOS PADRES
TESTIGOS DE CRISTO
AVENTURA ESPIRITUAL
PARA MEDITAR
TESORO DE LAS RELIGIONES
POEMAS E IMÁGENES


Los Mártires de la Abadía de Westminster

por Francisco Quijano

 

Con motivo de la beatificación de Monseñor Óscar Romero el pasado mayo, rescato el homenaje que la Iglesia de Inglaterra le rindió el 8 de julio de 1998 junto con otros nueve mártires cristianos del siglo XX.

Fue una celebración en honor de Maximiliano Kolbe, Manche Masemola, Janani Luwum, Isabel Fiódorovna, Martin Luther King, Óscar Romero, Dietrich Bonhoeffer, Esther John, Lucian Tapiedi, Wang Zhiming, cuyas estatuas fueron colocadas en unos nichos vacíos desde la Edad Media en el Pórtico Occidental de la Abadía de Westminster. Testigos de distintas confesiones cristianas que fueron víctimas de persecuciones religiosas y de regímenes opresores en los cinco continentes.

Las estatuas fueron develadas por la Reina Isabel II, acompañada por el Duque de Edimburgo, el Arzobispo de Canterbury, Dr. George Carey, el Arzobispo de Westminster, Cardenal Basil Hume, y por otros pastores y representantes de varias iglesias cristianas.

Estos diez mártires representan las centenas de miles, si no millones, de víctimas del siglo XX. La Iglesia Católica Romana también recordó a estos mártires en una multitudinaria celebración ecuménica en el Circo Massimo de Roma, presidida por Juan Pablo II, el domingo 7 de mayo de año 2000.

El Reverendo Anthony Harvey, vicedecano de la Abadía de Westminster, lo expresó así: “Siempre ha habido momentos en la historia del cristianismo en los que alguien, en alguna parte, ha muerto por no condescender con los poderes de la opresión, la tiranía y la no creencia. Pero nuestro siglo, el más violento que registra la historia, ha suscitado una lista de mártires cristianos que excede con mucho cualquier época anterior”.

El criterio para declarar mártir a una persona es que dio testimonio de Jesucristo hasta la muerte. Con el tiempo, el significado de la palabra “mártir / testigo” se ha ampliado para incluir no solo a quienes mueren por odio a la fe, sino también a quienes mueren por odio a caridad para con el prójimo. Muchos de los mártires modernos han entregado sus vidas por los demás, con actitudes de no violencia frente a poderes ingentes.

A lo largo de la historia ha habido innumerables víctimas de la intolerancia y del fanatismo de raíces religiosas, ideológicas, nacionalistas, étnicas. Las víctimas cristianas, a quienes llamámos mártires, nos recuerdan también a estas personas que han sido víctimas por sus creencias o por otros motivos que no justifican estos crímenes.

Los mártires representados en el Pórtico Occidental de la Abadía de Westminster son:

Maximiliano Kolbe, polaco, sacerdote franciscano de la Iglesia Católica Romana, fue asesinado en el campo de concentración de Auschwitz el 14 de agosto de 1941. Maximiliano solicitó ser ajusticiado en vez de un prisionero que había sido sentenciado a muerte en represalia por otro prisionero que había escapado.

Manche Masmeola participaba como catecúmena de la Iglesia Anglicana para recibir el bautismo. Sus padres se opusieron a su conversión. Fue asesinada en 1928 por su madre a los 16 años antes de recibir el bautismo. Ella había dicho que sería bautizada con su propia sangre. En 1969 su madre se convirtió al cristianismo.

Isabel Fiódorovna, Gran Duquesa de Rusia, nació en el Ducado de Hesse-Darmstadt, fue asesinada por los bolcheviques en 1918. Ella, así la llamaban, estuvo casada con el Gran Duque Sergio, hijo del Zar Alejandro II. Tras el asesinato de su esposo en 1905, se deshizo de sus joyas, fundó un convento con un hospital y un orfanatorio para ayudar a los pobres. De la Iglesia Evangélica Luterana había pasado a la Iglesia Ortodoxa Rusa en 1891.

Janani Luwum fue un arzobispo anglicano de la provincia metropolitana de Uganda, Ruanda, Burundi y Zaire. En 1977, Luwum entregó a Idi Amin una nota de protesta contra las muertes arbitrarias y las desapariciones; el 16 de febrero fue arrestado y acusado de promover un golpe de estado, murió asesinado ese mismo día junto con los ministros Erinayo Wilson Oryema y Charles Oboth Ofumbi.

Martin Luther King, muy conocido pastor de la Iglesia Bautista y líder del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos, fue asesinado en Memphis el 4 de abril de 1968.

Oscar Romero, arzobispo católico romano de San Salvador fue asesinado el 24 de marzo de 1980, por su compromiso en favor de los pobres.

Dietrich Bonhoeffer, teólogo y pastor luterano, participó en el movimiento de resistencia al nazismo. Fue ahorcado en la campo de concentración de Flossenbürg, Bavaria, el 6 de abril de 1945.

Esther John, antes Qamar Zia, nació en 1929 en una familia islámica en la India. Siendo adolescente leyó al profeta Isaías y decidió hacerse cristiana. En 1947 su familia emigró a Pakistán, años después los abandonó, cambió su nombre y se dedicó a la enfermería y al anuncio del evangelio. La encontraron asesinada en su casa de Chichawatni el 2 de febrero de 1960.

Lucian Tapiedi fue un profesor anglicano de Papúa-Nueva Guinea, murió durante la invasión japonesa a la isla en 1942 junto con otros ocho clérigos, maestros y misioneros médicos. Irónicamente, Lucian no fue asesinado por los japoneses sino por un nativo de tribu Orokaiva, llamado Hivijapa, que después se convirtió al cristianismo.

Wang Zhiming fue un pastor cristiano de la tribu Miao en la provincia de Yunnan, China. Durante la Revolución Cultural (1966-1976) él, su esposa y sus hijos fueron arrestados. En 29 de diciembre de 192, Zhiming fue ejecutado un estadio ante 10000 espectadores, muchos de ellos cristianos que protestaron ante el fiscal.

 

Junio 2015



www.adorarenespiritu.org

Fr. Francisco Quijano O.P.
http://www.adorarenespiritu.org