SEMANA X — EVANGELIOS

Viernes x: Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús


Evangelio de San Juan 19,31-37

• Cuatro dimensiones de este pasaje solemne que cierra el relato de la crucifixión del Señor: los hechos crudos, el denso simbolismo de los hechos, las citas bíblicas, el testimonio fehaciente del discípulo.

• Hechos crudos. Conmueve por su crudeza la primera parte del relato: la petición de los judíos de quebrar las piernas de los ajusticiados, su ejecución puntual, la lanzada al costado de Jesús. Ta...ta...ta, casi como un despacho telegráfico.

• Sangre y agua manan del costado abierto de Jesús. Hay una carga simbólica densa en ello. La sangre simboliza la Eucaristía, el agua simboliza el bautismo.

• Del costado abierto de Jesús, nuevo Adán, nace la Iglesia, nueva Eva, como en el relato de Génesis 2.

• El pecho abierto de Jesús muestra su corazón sangrante, símbolo de su amor por Dios y por la humanidad. Así lo representa la iconografía del Sagrado Corazón de Jesús.

• La cita de Éxodo (12,46) alude a Jesús como el Cordero Pascual Inmolado, y la de Zacarías (12,10) a Jesús como centro de atención de todas las miradas, él que dijo de su muerte en cruz: «Cuando yo sea elevado de la tierra, atraeré a todos hacia mí» (Jn 12,32).

• El testimonio fehaciente fija la atención en la paradoja del misterio de Cristo en cruz: un hombre crucificado, desecho de la humanidad, es el principio de vida de la humanidad.

 

• • • 

 

Reflexión – Julián Riquelme

• Contexto - Palestina, año 30: Es la preparación de la Pascua, pues al otro día será descanso festivo. - Jerusalén, año 100: En la muerte de Jesús nace la nueva comunidad mesiánica y comienza la Pascua definitiva.

• Sentido El Evangelio relata “lo que ocurre después de la muerte de Jesús”. El texto se puede dividir en tres partes:

• El descanso y la petición a Pilato (19,31). Reaparecen los dirigentes judíos, preocupados por la pureza legal, requerida por la Pascua que se avecina. Quieren acelerar la muerte, para que los crucificados no estén vivos en la fiesta. No les preocupa el crimen que han cometido. Lección: Hay que preocupase más por la vida de las personas, que por una violación de una prescripción legal.

• El costado traspasado (19,32-34). Este es el tema central. Del costado de Cristo manan sangre y agua. La sangre simboliza la muerte, expresión del amor hasta el extremo; el agua, la vida (Espíritu) que deriva de ella: son el amor demostrado y el amor comunicado. Este amor (sangre) que salva dando la vida definitiva (agua-Espíritu) es la suprema manifestación de la gloria, la plenitud de amor leal del Padre en Jesús. Moraleja: La sangre y el agua son figuras del Espíritu de Jesús, de la Iglesia y de los sacramentos. Abramos nuestros corazones para recibir estos regalos de Cristo.

• Testimonio del evangelista y de la Escritura (19,35-37). Jesús es la señal levantada de donde brota la salvación. El testimonio que da el evangelista de lo que ha visto muestra la importancia que le atribuye: esta visión es el fundamento de la fe. Relaciona esta experiencia con Ex 12,46; Núm 9,12; Zac 12,10. Mensaje: Cristo en la cruz es la señal hacia la cual convergen todas las que se han narrado en el Evangelio y la que da a todas su explicación y su pleno sentido.

Semana X - Sábado (aquí)