SEMANA X — EVANGELIOS

Jueves x: «Ve a reconciliarte con tu hermano y presenta luego tu ofrenda»


Evangelio de San Mateo 5,20-26

• Declaración rotunda sobre lo que dirá Jesús acerca de la Ley: «Si su modo de obrar no supera al de los escribas y fariseos, no entrarán en el reino de los cielos». Jesús va a señalar cuál es el sentido del obrar humano: «Han oído que se dijo... Yo les digo...».

• Primera condición irrenunciable de toda convivencia: «No matarás». Este es el piso mínimo de respeto a las personas y su integridad. De ello derivan los demás derechos: «Toda persona tiene derecho a la vida, la libertad y la seguridad» y lo que sigue...

• Segunda condición: «No te enojes, no insultes, no maldigas». ¿Cómo exigencias tan severas imposibles de cumplir? No pienses en enfados, arrebatos espontáneos. Examina el fondo de tu corazón y tus sentimientos, allí donde cultivas desdén, prejuicio, odio...

• Tercera condición: «Ve a reconciliarte con tu hermano». Reconcíliate con él, si ves que ha hecho algo contra ti. Pídele perdón, si eres tú quien ha hecho algo contra él. Reconciliación, perdón: dos formas finas, delicadas de trato con los demás.

•Cuarta condición: «Trata de llegar a un acuerdo con tu adversario». Hay distintas formas de ser y de pensar, hay tensiones por distintas posturas que toma la gente. No des por perdido el diálogo, busca llegar a acuerdos.

• ¿Y qué ganas con esto? Que tu forma de ser y de actuar supere la medida estricta del toma-y-daca.

 

• • • 

 

Reflexión – Julián Riquelme

• Contexto - Palestina, año 30: Los escribas y fariseos cumplían escrupulosa y externamente la Ley, y acusaban a Jesús de no observarla. - Antioquía (Siria), año 80: Cristo es más que Moisés, porque no vino a abolir la Ley o los Profetas, sino a darles un cumplimiento más plenamente humano (Mt 5,17).

• Sentido El Evangelio contiene "Las primeras enseñanzas del Sermón del Monte". En el texto se pueden distinguir las siguientes partes:

• Afirmación (5,20). Jesús afirma: “Si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos”. Toda ley tiende a defender la vida de las personas de un grupo; sin embargo, en el mismo momento de ser promulgada es un instrumento limitado. Cristo quiere que inscribamos el criterio esencial de toda ley en nuestros corazones, para cultivar actitudes orientadas a actualizar relaciones justas con los prójimos: Invita a superar la letra de las leyes para hacer nuestro su sentido más hondo. Lección: Jesús convoca a actitudes más radicales, a no conformarnos con la ética de mínimos.

• Inicio de las antítesis (5,21-22). Para lograr este objetivo, el Maestro presenta varias antítesis entre las leyes del Antiguo Testamento y la experiencia del Reino de Dios, es decir, ofrece varios ejemplos de reinterpretaciones. La primera antítesis se relaciona con el 5° Mandamiento: “Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: «No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal». Pero Yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal” (Mt 5,21-22; cf. Ex 20,13). No solo se arremete contra los prójimos con un arma; se los puede herir también con actitudes, gestos, palabras e indiferencias. En resumen: No tratar con ira al hermano para no matarlo desde su interior. Moraleja: Cada uno de nosotros tendríamos que estar siempre diciéndonos: “Ustedes han oído que se dijo a los antepasados…. Pero Yo les digo”; así conoceríamos mejor las exigencias para nuestra propia maduración, crecería nuestra conciencia, y nuestra práctica humanizaría el mundo.

• Ampliación (5,23-26). Jesús pasa a exponer el lado positivo de la actitud antes descrita. Hay que recomponer la comunión rota por alguna ofensa; esto tiene prioridad sobre todo acto de culto /cf. 12,7); no aprovecha el acercarse a Dios si yo promuevo divisiones. Finalmente, el Nazareno advierte sobre las consecuencias para quien está en falta al no reconocerla ni procurar la reconciliación; cuando no se ataja la discordia, su efecto recaerá sobre quien no ha querido dar el paso para alcanzar la paz. Mensaje: Celebrar “la cena fraterna” es liberarnos de todos los legalismos asfixiantes, que impiden el descubrimiento auténtico del Evangelio.

Semana X - Sagrado Corazón de Jesús (aquí)