ARTE, POEMAS E IMÁGENES

Señora de silencios: Una Letanía para la Cuaresma
por T. S. Eliot

Señora de silencios
Serena y afligida
Quebrantada e intacta
Rosa de la memoria
Rosa del olvido
Exhausta y vivificante
Angustiada apacible
La Rosa única
Es ahora el Jardín
Donde todo amor termina
Tormento consumado
Del amor insatisfecho
Tormento más vivo
Del amor satisfecho
Fin del infinito
Viaje sin término
Conclusión de todo
Lo que es interminable
Lenguaje sin palabras y
Palabra sin lenguaje
Gracias a ti Madre
Por el Jardín
Donde todo amor termina.
 

◄ O ►

 

En 1930, T. S. Eliot publicó un poema con el título Miércoles de Ceniza, que fue escribiendo parte por parte a raíz de su conversión al cristianismo en la tradición de fe anglicana en 1927. Es una expresión simbólica del difícil itinerario que recorrió desde el agnosticismo hasta la fe. En la segunda parte usa la visión de los huesos secos que recobran la vida del profeta Ezequiel, los cuales cantan unos versos de intenso lirismo, acomodados al género de las letanías de la Virgen María.

Estos versos ceñidos están llenos de simbolismos que aluden veladamente a la Pasión del Señor, los Dolores de su Madre: Rosa del Jardín, Madre de la Palabra sin lenguaje… Se manifiesta en ellos con intensidad, sobre todo, una tensión entre vivencias opuestas, que se consuman en el amor: Señora de silencios serena / afligida, quebrantada / intacta, exhausta / vivificante, angustiada / apacible, tormento consumado /tormento vivo, amor insatisfecho / amor satisfecho. ¿Qué expresan estos contrastes tan incisivos? Nuestra condición humana frágil, desgarrada que, no obstante, encuentra su consumación en el Jardín donde todo amor termina.

Los simbolismos de esta letanía, como muchos otros en la poesía de Eliot, piden dejar a la imaginación tomar vuelo. [F. Q]

 

• La Crucifixión del Maestro de la Leyenda de Santa Catalina, pintor flamenco anónimo del siglo XV.
• Jan van Eyck (1390-1441) Detalle del Prolíptico de Gante - La Adoración del Cordero Místico.