EVANGELIO DOMINICAL

Jesucristo Rey del Universo (2017-2018)


Lecturas: Daniel 7, 13-14 / Salmo 92, 1-2.5 / Apocalipsis 1, 5-8 / Juan 18, 33-37

Botón homilético – Francisco Quijano

► Dar testimonio de la verdad es rendir adoración a Único Señor y reconocer que cada persona, creada a su imagen y semejanza, es su representante.

● ¿Tú eres rey? — Sí, soy rey, para eso he venido, para dar testimonio de la verdad, el que es de la verdad, escucha mi voz. — ¿Y qué es la verdad? — En este diálogo se juega la única alternativa a la tragedia de los fundamentalismos de toda laya y el destino de la humanidad.

● Dar testimonio de la verdad es acoger sin condiciones a toda persona por solo ser quien es. Dar testimonio de la verdad es respetar la conciencia de cada persona por ser el lugar sagrado donde escucha la voz de Dios.

● Dar testimonio de la verdad es considerar intocable la integridad y la vida de toda persona. Dar testimonio de la verdad es garantizar a toda persona un amor que jamás la excluirá. Dar testimonio de la verdad es confesar al único que ha dado testimonio de la verdad sin doblez ni engaño.

● Dar testimonio de la verdad es rendir adoración a Único Señor de la Historia. Dar testimonio de la verdad es reconocer que cada persona, creada a su imagen y semejanza, es su único representante en este mundo.

● «Me pidieron que ponga fin a mi lucha, pero siempre lo he rechazado, aún a riesgo de mi propia vida. Mi respuesta siempre ha sido la misma. No quiero popularidad, no quiero posiciones de poder. Quiero sólo un lugar a los pies de Jesús», decía en su testamento Shahbaz Bahtti, Ministro de minorías en Pakistán, asesinado el 2 de marzo de 2011 por fundamentalistas islámicos, por oponerse a la ley de la blasfemia y por defender a Asia Bibi.

● Asia Bibi, católica de 48 años de edad, fue condenada a muerte por blasfemar el año 2010. El 31 de octubre de 2018 fue absuelta por el Tribunal Supremo de Pakistán y una semana después liberada de la cárcel. Se desconoce su paradero actual.

 


Asia Bibi y dos de sus hijas

 

Claves para la homilía – Julián Riquelme

ContextoPalestina, año 30: Los jefes religiosos llevan a Jesús donde Pilato. Lo acusan de presentarse ante el pueblo como (Mesías =) Rey, lo cual equivale a una sedición contra el César de Roma. Desean que lo enjuicie y lo condene a muerte. – Jerusalén, año 100: Se estima que la muerte de Jesús es injusta, y que los judíos son más responsables que los romanos de este asesinato. Se proclama al Nazareno Mesías y Rey universal.

Sentido  El tema del Evangelio es la “Comparecencia de Cristo ante Pilato”. En el diálogo entre el procurador romano y el Señor se pueden detectar estos aspectos:

● Primera interrogación (Jn 18,33b-35). Pilato pregunta a Jesús si es rey. El Nazareno lo invita a reflexionar acaso lo que dice es por convicción personal o por manipulación de otros. El procurador romano se declara no responsable de la situación, afirma que los judíos son los demandantes, e interroga al Maestro como a un acusado cualquiera.- Cuando los creyentes trabajan por la humanización de todos, y las autoridades civiles y religiosas se sienten incómodas, a veces se opta por acallarlos y eliminarlos.

● Respuesta central de Cristo (Jn 18,36). Jesús afirma ser rey, pero no a la manera de los reyes de este mundo. No tiene súbditos, sino discípulos, que escuchan su voz y le siguen en la causa del Evangelio. Su reinado no se basa en el poder de leyes e imposición, sino en el de la escucha al Padre en la realidad. No tiene armas, sino amor. Reina desde el amor, para que todos tengan vida y la tengan en abundancia (Jn 10,10).- El Reino del Señor no se identifica con los reinos de este mundo; es un Reino encarnado, que busca la plenitud humana en todos los sentidos.

Misión de Jesús como rey (Jn 18,37). El Nazareno declara que su misión es dar testimonio de la “verdad”. Percibe la “verdad” en la experiencia de Dios (3,13; 5,19.33; 8,23.26); Él mismo es la “verdad” hecha carne, que se expresa a través de sus palabras y obras (14,6); finalmente, la muerte del Maestro es símbolo del amor del Padre por todos.- La “verdad” del Maestro es “la justicia, la paz, la fraternidad, el amor, la vida, la gracia y la santidad” (Prefacio de la Solemnidad de Cristo Rey).